¿Cuántos cuentos conocemos desde nuestra más tierna infancia y no se nos han olvidado? Los Tres Cerditos, Caperucita Roja o Cenicienta nos han acompañado generación tras generación.  Pero ahora, los cuentos ya no solamente se utilizan para que los niños se duerman. El arte de contar cuentos ha entrado dentro del mundo del marketing: esto es el storytelling.

Indice

¿Para que se utilizan?
¿Cuáles son las ventajas del storytelling?
Principales objetivos del storytelling

¿Para que se utiliza?

Aplicado al marketing, storytelling se utiliza para contar la historia de tu empresa, de cómo has superado las dificultades o de qué es lo que inspira a la empresa. Se ha pasado de la forma acartonada y fría que tenían antes de comunicarse las empresas a una comunicación que busca la empatía con su público. Se pueden contar historias maravillosas que hagan a tu producto marcar la diferencia, conectando con tus clientes de manera emocional.

¿Cuáles son las ventajas del storytelling?

1. Generan mayor conexión:

Con el storytelling podemos crear una conexión emocional con el cliente potencial. Conectar de esta forma con el público, apelando a su lado emocional hace a la empresa más humana y cercana.

2. Crean confianza:

Al contar una historia no solamente contamos una realidad de forma distinta, sino que permite mostrar aspectos distintos, desde otro punto de vista y de forma más natural que generarán confianza en nuestro público objetivo. Una historia hace que lo complejo sea mucho más simple.

3. Se recuerdan fácilmente:

Una historia como tal se recuerda de forma más fácil que si escribiéramos unos puntos o pautas sin más. Además, cuando escuchamos una historia es fácil que se la contemos a los demás, por lo que aumenta la viralidad y la historia se convierte para el público objetivo en algo cotidiano, donde te tiene presente.

Principales objetivos del storytelling

Como toda estrategia, el storytelling va encaminado a lograr varios objetivos. Estaréis pensando en lo más básico: vender y fidelizar. Pero, en este caso, se hace de una manera indirecta: provocando sensaciones y estableciendo vínculos emocionales duraderos. Hay que recordar que tus clientes no compran un producto sino la sensación que les causa. Por tanto, si se hace un uso correcto de esta maravillosa técnica, estar en ventaja frente a la competencia será pan comido.

Conclusion

El storytelling, por lo tanto, se puede definir como ese arte de contar una historia. Una historia que conecta desde un principio con el oyente. Que lo hipnotiza y logra tocar sus emociones a través de la empatía. Es una manera de crear un significado a través de un relato, que haga sentir al cliente. Que se identifique y que, por lo tanto, le haga partícipe de nuestra marca.