Lo que los clientes prefieren al recibir atención.

Los clientes desean obtener lo que quieren con una empresa integral, con la mayor conveniencia posible, en un mínimo de tiempo. Quieren hacer compras sin molestias y sin ayuda, evitarse los problemas.

A los clientes les interesa más lograr conseguir lo que quieren, que la forma en cómo son atendidos

En la medida que la tecnología haga que esto suceda, será el método preferido para interacción.

Muchas tecnologías no ayudan a los clientes a alcanzar sus objetivos interactivos. En la actualidad, casi todas las empresas utilizan menús automatizados, ya sea en función de la elección de opciones numéricas, o más recientemente, utilizando el reconocimiento de voz.

La mayoría de nosotros busca primero en Internet información sobre productos y consejos de compra, y por una buena razón.

Con el fin de reducir gastos, mantienen un mínimo de personal disponible, y también ven a su cliente frente al personal como gastos generales y reemplazables. Por lo tanto, los humanos con los que nos encontramos están poco entrenados, mal pagados, sin mencionar que es difícil de «encontrar».

Por lo tanto, cuando la atención humana y tecnológica brinda los mismo resultados, los clientes se inclinan por hacer las cosas fácilmente y sin recibir el maltrato de los trabajadores.