Seguramente hace algunos años era muy común escuchar de estas marcas o empresas y el día de hoy ya casi nadie las recuerda.

Te haremos recordar algunas de estas empresas que fueron exitosas y que el día de hoy desaparecieron.

BlOCKBUSTER

La cadena más grande del mundo en alquiler de películas y videojuegos tenía en 2004 más de 9.000 negocios a la calle y más de 60.000 empleados. Debido a su mala planeación estratégica, se declaró en quiebra en 2010.

SONY ERICSSON

Considerada la gran alianza del mercado móvil, una asociación que nació en 2001 entre la empresa japonesa y la sueca. Llegó a ser una de las cinco marcas más importantes de teléfonos, vendiendo más de 24 millones de dispositivos tan sólo en el segundo trimestre de 2004, mientras en 2007 había vendido más de 100 millones de unidades. Llegó a su fin en octubre de 2011, cuando Sony compró a Ericsson su participación en el proyecto.

KODAK

Pensar en fotografía era pensar en Kodak. No había otra marca en nuestras mentes. Fundada en 1889, la compañía líder en diseño, producción y comercialización de equipo fotográfico se declaró formalmente en quiebra en 2010 cuando sus acciones literalmente se vinieron abajo.

MSN MESSENGER

Creado por Microsoft en 1999, el más popular cliente de mensajería instantánea durante más de una década evolucionó a Windows Live Messenger y fue discontinuado por la empresa en 2011, cuando fue sustituido totalmente por la compra de Skype.

NAPSTER

Nació en las aulas de Boston y aunque su historia fue muy corta es muy significativa para la era de internet. Ellos crearon el concepto de compartir archivos en formato MP3 bajo un sistema conocido como punto a punto. Este sistema pronto se convirtió en la forma más popular en todo el mundo de compartir música, lo cual provocó la reacción de las discográficas, quienes la demandaron por derechos de autor. En 2002 se declaró en bancarrota, pero su innovador sistema P2P transformó internet y se usa aún hoy.

En conclusion Kodak o BlockBuster son otros ejemplos bastante visibles de lo difícil que es mantener viva una empresa por grande que sea en el tiempo, y mucho menos mantenerla durante décadas en una posición de liderazgo de mercado. Muy pocas lo consiguen. Dentro de unos años, Apple o Facebook podrían verse superadas por otras.